Zira

4.5.18

Os adelanto que os vais a adentrar en terreno pantanoso. Cuidado con lo que digáis en los comentarios porque como alguien se meta con El Tesoro de Simba incurriré en el canibalismo y os merendaré con patatas fritas... Y es que si ya la saga de El Rey León es mi favorita de todos los tiempos, era la secuela la película que veía un par de veces a la semana en mi infancia.


Con el comienzo de la trilogía todos lloramos con la muerte de Mufasa y nos emocionamos al ver cómo Simba vencía a su tío Scar. Nala de cachorro era adorable y, como leona adulta, terrible y sabia a partes iguales. Timón y Pumba se convirtieron casi en iconos de la animación e incluso Zazú, el aburrido e inoportuno pájaro, despertó en mí un sentimiento de ternura con el tiempo. La historia avanzó y conocimos a Kiara y al que sería su compañero Kovu, hijo adoptivo de Scar. Hoy os vengo a hablar sobre la madre del heredero, Zira, pues a más tiempo pasa más creo que no ha conseguido el reconocimiento que de verdad se merece.

El Tesoro de Simba, para la mayor parte del mundo y como suele pasar con las segundas partes, quedó relegada al cajón del olvido. Sin embargo la banda sonora es maravillosa, la animación no tiene nada que envidiar a su hermana mayor y nos mostró a una antagonista de la talla de Úrsula, o más si cabe.
SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ

Para los que no hayáis visto la película os pongo en situación: sois uno de los mayores carnívoros de la sabana, os han desterrado con toda vuestra manada a un páramo sin comida y apenas agua donde tenéis suerte si os lleváis algún ratoncillo a la boca y, aún por encima, el causante de toda vuestra desgracia es el mismo que mató a vuestro amado. Ahora, imaginad lo que es liderar toda una manada teniendo tres hijos a los que cuidar, dos de ellos siendo aún unos cachorrillos. ¿Ya? ¿Lo habéis asimilado? Pues esa es la situación de Zira.

Lógicamente a nadie en su sano juicio se le ocurriría entrenar durante toda la vida a un hijo para que matase al que viene siendo su primo, pero... Si bien los métodos de la leona para llevar a cabo su objetivo no eran para nada lícitos, su motivo era el más puro posible: el bien y progreso de sus compañeras, injustamente relegadas a un pedazo de tierra muerta. Cuando era pequeña esta villana me atemorizaba. Estaba dispuesta a sacrificarlo todo por los suyos aunque, consciente de la debilidad física de Nuka, siempre quería apartarlo de cualquier enfrentamiento físico. La canción "Mi cantar" ("My Lullaby" en inglés) nos muestra su férrea determinación por acabar con Simba, pues sobre ella cayeron todas las consecuencias de las maldades de Scar.

Es decir, tenemos a una madre que las está pasando canutas pagando por lo que hizo el león al que quería. Se la hizo responsable de los actos de su pareja mientras tenía que lidiar con la pérdida y, aún por encima, criar a tres hijos. Y con sus ovarios bien puestos dijo que sí, que toda la mierda para ella, pero que después el mundo se arrepentiría. Esto último, como con todo villano noventero de Disney, no sucedió, pero está claro que ella luchó hasta el final, sola, por lo que más quería. Y Vitani, su hija, desarrolló la misma determinación que su madre.

Como he dicho más arriba Zira estaba demasiado enfrascada en sus ansias de venganza... mas a día de hoy me estremezco cuando se apena por la muerte de Nuka. Nos mostraron cómo le dijo que no al mundo mientras cargaba con las responsabilidades de otros, cómo consiguió llegar casi hasta el final y cuán humana era (o leona, ya me entendéis). Para mí no era una antagonista sin más, ella sentía como cualquiera de nosotros más allá de su furia. Y seguro que todas podemos identificarnos al menos con un poquito de ella.

Venga, contadme, ¿cuál es vuestro villano animado favorito? ¡En mi caso creo que está bastante claro!

¡Hasta pronto, cerebritos!

Por cierto, he creado una cuenta en Bloglovin'. ¿Quieres seguirme?

4 comentarios

  1. ¡Hola Nuna!
    Bua qué descubrimiento me has hecho...no tenía ni idea de que existía una segunda parte de "El rey león". Hace poco volví a ver la primera parte porque tengo un sobrino de 6 años y lo que pasa...terminas reviviendo la infancia, y volví a llorar como una condenada.
    No he podido leer la entrada entera (cuando he leído spoiler he parado), así que veré la segunda parte si dices que es tan buena y ya te contaré qué tal.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡pues cuando la veas dime qué tal! Es que ya solamente viendo la animación no se parece en nada a muchas secuelas de otras pelis de Disney. Espero que te guste ❤️
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Ays. No me lo creo. ¿El tesoro de Simba?
    Llevo toda mi vida llamándolo Rey León 2. Jajajaja.
    Soy súper fan de la banda sonora. Y de 'Este es mi cantar'.

    Vaya pedazo de cambio en el blog. Me gusta mucho!!!!

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, técnicamente "El Tesoro de Simba" es el subtítulo, así que no está tan mal XD

      ¡La canción de Zira es MARAVILLOSA! Otra que me gusta mucho es "Desterrado", cuando echan a Kovu de la Roca del Rey, y también "Somos Clan". Kiara de pequeñita es que me enamora

      Y jo, gracias, me alegro de que te guste el cambio. Mucho aguantaste mis quebraderos de cabeza 🙈

      ¡Un abrazo, mika! 🐱

      Eliminar

© My Brain Wants Chocolate. Design by FCD. Modified by Nuna Oakwood. Pics without author below are from Unsplash and Pixabay.